jueves, 28 de septiembre de 2017

"GRACIAS A LA VIDA"

En la parte final de mi anterior "entrada" anunciaba un recital en Maella para recaudar fondos con destino a mi próximo proyecto en África,  tal y como estaba anunciado el día 6 de Agosto se llevo a cabo dicho recital. Una vez más mis paisanos, vecinos y amigos de Maella respondieron a mi llamada y acudieron a mi recital llenando las 240 butacas del Teatro-Cine Goya, desde aquí quiero pedir disculpas a las más de 80 amigos que se quedaron sin poder entrar en la sala por problemas de aforo. Hay que dejar claro que este reciento era el lugar ideal para dicho recital,  en ningún otro escenario hubiera podido expresar mi música, mi poesía y mis sentimientos como sonaron esa tarde en esta sala. 
  
Fue para mi un recital inolvidable, tras más de tres meses sin poder cantar por una problema de garganta, volví a encontrarme bien en el escenario y pude expresar todo lo que quería decir.
Quiero agradecer al maestro Ricardo Castro y a mi hijo Fabio su colaboración, sin ellos el recital no hubiera sido lo mismo, tambien a los amigos de Maella que me acompañaron con su presencia y colaboración y al Ayuntamiento, que como siempre me facilitó lo necesario para que todo saliera según lo previsto.


El dinero recaudado en esta ocasión han sido 1090 Euros, desde aquí mi agradecimiento a los que acudieron al recital  y a las donaciones de los que, sin haber podido entrar, me hicieron llegar generosamente su donativo. A todos ¡GRACIAS!
Tal como comenté ese día el dinero ira destinado a un nuevo proyecto médico que si todo sale bien llevaré a cabo tras recuperarme de una intervención quirúrgica de la que estoy pendiente en este momento  que espero salga bien...¡Gracias a la vida!
 
(Fotografías cedidas por Roberto Bondia y video por Antonio Tudo)

miércoles, 2 de agosto de 2017

"...Enséñale a pescar"

Como he repetido constantemente, el tiempo transcurrido tras la vuelta de Camerún ha sido una etapa de reflexión y balance. En este tiempo ademas de disfrutar la mi familia y amigos he podido tranquilamente pasearme entre los frutales de Maella, mi pueblo, ver correr el agua del Matarraña o degustar una "sartenada" en mi "mas" de la Val de las Eras con mis amigos y vecinos y entre tanto quitarle a los montes del Cabo de Gata algunos manojos de espárragos silvestres mientras se disfruta de un baño sus playas desiertas.
"Maset del Tio Coles". Paraje:Val de las Eras, Maella (Zaragoza)


Plantación de albaricoques en Val de las Eras, Maella (Zaragoza)

Una vez reposadas las ideas, me siento con entusiasmo para emprender un nuevo proyecto que bien puede ser a Camerún o a otras zonas del mundo. La experiencia acumulada en este último viaje me ha dado razones para preparar un nuevo proyecto de colaboración con un objetivo que a la larga, estoy convencido, tendrá un mayor y más prolongado beneficio sobre las personas atendidas.

En el tiempo que pude trabajar en el Hospital d'Ebomé (Camerún) me llamo la atención el gran número de heridas complicadas que se atendían, bien por la gravedad inicial o bien por el riesgo de infecciones. El nuevo proyecto que he elaborado pretende formar  a "Agentes Sanitarios" en el manejo y tratamiento de heridas complicadas. Como veis no hablo de médicos o enfermeras, hablo precisamente de "Agentes Sanitarios" ya que en África no siempre los sanitarios que atienden a la población son "titulados".
Siguiendo las enseñanzas del proverbio oriental que reza: "No le des un pez, enséñale a pescar"  he preparado un programa de formación cuyo objetivo es valoración y abordaje correcto de heridas complicadas. Se trata de formar sobre el terreno a los sanitarios locales para así continuar la labor una vez que los voluntarios no estemos allí y dotarles a cada uno de un equipo de cirugía menor con instrucciones precisas de desinfección y esterilización.



Como en ocasiones anteriores he organizado un recital benéfico cuya recaudación se destinara a financiar el proyecto expuesto. Me sentiré muy a gusto de estar con mis amigos y vecinos cantando por esta causa en el "Cine Goya" de Maella el próximo 6 de agosto. 
   

martes, 18 de abril de 2017

Cuenta de resultados

A la vuelta de Camerún me he encontrado con sorpresas agradables que ya iré desgranando en el blog mas adelante, pero ahora considero más importante prrimero dar cuenta de los "resultados médicos" obtenidos en este viaje. Han sido muchas las personas que han contribuido a financiar este voluntariado y, como es natural, esperan conocer si se han cumplido los objetivos. Por ello, voy a poner una serie de ejemplos con imágenes que ilustran casos clínicos, algunos de ellos ya expuestos anteriormente. Todos ellos han obtenido el consentimiento para hacer las fotografías y poderlas exponer. Finalmente debo advertir que se muestran imágenes pueden herir la sensibilidad de algún seguidor de este blog.


La niña Sorelle

En una anterior entrada: "Medicina de lo posible" nos quedábamos con el caso de Sorelle que tratamos por una gran herida en el tobillo por accidente, a los pocos días de comenzar el tratamiento, la madre me planteaba la imposibilidad de seguir acudiendo al hospiital por no poder asumir el coste del transporte y el antibiótico necesario... ¡Son las cosas buenas de las "redes"! Unos amigos lo leyeron en Guadalajara (España) y se pusieron en contacto conmigo para asumir los gastos: "Manuel págalo tú y cuando vuelvas nosotros te lo abonaremos".







En este caso se hizo un tratamiento de limpieza quirúrgica y cobertura con antibiótico. Al tratarse de una niña, el cambio es espectacular con solo 13 días de tratamiento. Este era el aspecto:



Gastos totales: 28 Euros (unos 18.000 Francos CFA). Resultados a la vista. ¡Sorelle, mañana al cole!







Pygmeo Bagyeli herido

Como he comentado anteriormente, uno de los objetivos del Hospital d'Ebomé, a través de AMBALA, es la atención de los Pygmeos Bagyeli de forma gratuita.
En este caso se trata de un hombre de 26 años atacado por otro hombre de una etnia vecina, presenta graves heridas en la espalda, muslo y fracturas en el brazo por golpes con un palo. Hubo que convencerlo de la necesidad de ser ingresado en el hospital como medio de tratamiento y de protección. A los dos días de estar ingresado desapareció para volver una semana después con mayores heridas 



Hubo que reponer el yeso de antebrazo que él mismo se había quitado, y presentaba una gran herida en la pierna por "arrancamiento", como muestra la imagen:



Se comienza un tratamiento respetando su deseo de no quedarse en el hospital. Se hacen curas con la suficiente protección como para que pueda desplazarse a su "asentamiento" y se pactan con él las consultas sucesivas. 














Las imágenes muestran la buena evolución...

El día 10 de Marzo y trascurridos 40 días desde que se comenzaron las curas se pudo dar de alta con el aspecto que muestra la siguiente imagen. Finalmente, en este caso, se hicieron los informes pertinentes para la autoridad judicial ya que, al parecer, se trataba de un intento de asesinato.




Una mirada que no cesa… 

Las cosas no son siempre tan alegres como hasta ahora, el caso de Francoise es "La tristeza que te llevas de África", unos ojos de seis años que pasado el tiempo no dejas de preguntarte ¿qué fue de ellos?...

...mi compañero Iñaki y yo hicimos lo que pudimos: le "abrimos" la pierna, le cuidamos las heridas, le mimamos con "chuches" para que no llorara tanto en las "curas eternas" pero, un ser microscópico nos ganaba la batalla diaria... Un ser que no pudimos identificar porque no podíamos cultivar, al final nos venció...


domingo, 12 de marzo de 2017

Cumpleaños a ritmo camerunés

Está claro para los que conocen al autor de este blog que siempre intento investigar sobre la música que me rodea en mis viajes y Camerún, como toda África, da para mucho en ese campo. En Kribi se encuentra música en vivo por todos lados, los mejores restaurantes de la ciudad amenizan sus cenas con música en directo.
El grupo de la imagen es fácil encontrarlo por las calles de Kribi, ofreciendo una música que mezcla ritmos cameruneses, cubanos y jamaicanos. Mención a parte merecen sus instrumentos que a excepción de la guitarra están construidos por ellos mismos: Xilófonos de maderas de Camerún y cajas de resonancia de calabazas y afinación perfecta.




Así pues no me ha sido difícil contactar con mis "colegas músicos", siempre abiertos a la llegada de nuevos ritmos, y comenzar a cantar con ellos canciones conocidas como: "Bésame" "Quizás, quizás, quizás" o "Veinte años"El que un blanco participe en la fiesta suele convertirse en un atractivo más y lo normal es que a los clientes o clientas que les gusta coloquen en la frente, a modo de quien pega un sello, un billete de 500 o 1000 francos (1 o 2 euros al cambio). Si es una mujer la que canta, no hay duda de donde poner el billete (suelen llevar escotes generosos), con lo que al final de la noche, al menos las cervezas salen gratis.


La imagen es de una fiesta en la playa de "La Lobé" junto a las famosas cascadas del rio del mismo nombre... Y justo el 2 de marzo me pilló en Camerún mi cumpleaños y, ¿que mejor forma de celebrarlo que reuniendo a los "nuevos amigos" degustando el sabroso pescado a la brasa que ofrecen todos los restaurantes? Y musica, mucha música y regalos típicos de la tierra. Los chicos de la "cuadrilla" me han obsequiado con unas caretas que representan la unión de la pareja, (por cierto, aquí bastante inestable por no decir cambiante) y las chicas una camisa camerunesa; los voluntarios de la casa dos latas de pimientos del piquillo y una "cinta de la medida de la Virgen del Pilar"... 





...casualidades de la vida, mientras tomo una cerveza en un local cercano a la playa, aparece como un milagro los músicos tradicionales que antes comentaba. Son el grupo Mawanda que en su idioma quiere decir; "los amigos" que se unen a la fiesta con una ronda de cervezas. Entre trago y trago comentamos la posibilidad de grabar en ese momento una canción que a penas les suena: Quizás, quizás, quizás... ¡sigue la cerveza! La toco yo de nuevo con la guitarra... ¡siguen las cervezas!... Unas tímidas notas comienzan a surgir del xilófono, finalmente se convencen de que lo mejor será dejar plasmado nuestro ensayo y... surge ésto que muestro a continuación, tan vivo, tan espontáneo y tan bonito.






domingo, 19 de febrero de 2017

Anclados en el tiempo: los últimos pigmeos bagyelis

En la región más al sur de Camerún y junto a la frontera de Guinea Ecuatorial, se extiende un territorio habitado por el pueblo "Bagyeli", una de las etnias pigmeas que viven en Camerún; acorralados por multinacionales que se dedican a a la agricultura extensiva y a la construcción del un gran puerto proyectado por el Gobierno Camerunés, sobreviven a duras penas,  a pesar de la ayuda recibida de varias organizaciones incluida "AMBALA" para la que trabajo.



Acompañado de "Priscil" una enfermera de una etnia vecina de los "Baka", otra comunidad pigmea que habita tierras de Camerún y que hablan un idioma parecido al que hablan los Bagyelis. A primera hora de la mañana con un conductor experto tomamos el camino. A pesar de estar en temporada seca, un "camino" de barro con grandes charcos nos lleva hasta lo mas profundo de la selva que surca el Rio Lobé que desemboca al mar en forma de cascada como se ve en la imagen: 


Un enorme esplanada, ganada a la selva, contiene varias edificaciones de madera, una treintena de niños juegan en los alrededores. Rápidamente dejan de jugar se acercan al coche y a una orden del maestro se retiran a un aula unitaria que comparten niños de varias edades. Al parecer hacía unos tres meses que no se pasaba consulta. Armados de un maletín bastante completo y una caja con la medicación más utilizada, a cada niño se le hace una exploración general y unas preguntas que nos pueden orientar sobre los diagnósticos mas frecuentes en la comunidad. Se toma la temperatura a cada uno, puede ser  indicador en muchas ocasiones de malaria. En el caso de tener fiebre podemos hacer un test  instantáneo de diagnóstico y poner tratamiento en ese momento.



Terminada la consulta, pido permiso al maestro para hacer una foto de recuerdo, los niños se arremolinan a mi alrededor como por una orden militar.
Sabiendo que los Bagyeli son cazadores, pescadores y recolectores, me tienta la posiblidad de hablar con un cazador que pudiera venderme un antílope para poder probar su carne. Con la intervención de un encargado del colegio conseguimos ponernos en contacto con uno de los cazadores de la zona. El hombre trae el antílope y negociamos un precio que resulta ser de 5.000 Francos CFA (unos 8 euros). El aspecto es "curioso", por decir algo y el olor es poco atractivo, pero... ¡si ellos se lo comen!, ¿porqué no va a estar bueno?



La imagen muestra el aspecto del animal que parece momificado, estos antílopes viven en el interior de la selva y su tamaño es  como el de un cabrito. Para conservar la carne los abren por el dorso, los "empalizan" en una especie de cañizo y los ahuman. Solo me queda pedir la receta. Esta resulta ser como una carne de cordero o cabrito con verduras y cargada un poco de "Piment" que es la guindilla que aqui se emplea.



¡Excelente! La piel verdaderamente tiene un tacto especial como si fuera una corteza elástica a medio freir pero la carne tiene el sabor propio de las carnes rojas de caza..."siempre te quedas con la duda de si lo habrá mirado el veterinario" jejeje!

sábado, 11 de febrero de 2017

Sábado de lonja

No se debe pasar por Kribi sin hacer una visita a la "Lonja del pescado" de esta ciudad. Todos los sábados a las nueve arriban grupos de pescadores artesanos con sus típicas barcas de troncos y con sus capturas que, según comentan, cada vez también aquí, son mas escasas. Aún así llama la atención el aspecto tan saludable de la pesca que se muestra y el tamaño de las piezas. 


Otra cosa son las condiciones de manipulación del producto, por lo que se ve no parece que se apliquen las normas básicas del curso de manipulador de alimentos que se conoce en nuestra tierra, no hay mas que ver las fotos.




Sus capturas suelen ser: grandes barracudas, doradas, soles, capitanes, bars y carpes rougeEn un lateral de la lonja se encuentran varias mujeres ofreciendo las famosas gambas  
de la zona, "les crevettes"De hecho, el nombre de Camerún  
quiere decir "Tierra de camarones" se lo pusieron los primeros navegantes portugueses que llegaron a estas tierras por la abundancia de estos crustáceos.

  



                                


Cualquier particular puede comprar en la lonja. Un restaurante cercano te ofrece la posibilidad de asarlo en la barbacoa por 1500 francos CFA (3€). Si además sirvieran las cervezas frías como en España el cuadro seria perfecto pero, ¡no! con el calor que hace les da por tomarlas solo fresquitas y como dice mi compañero Iñaki las dos primeras no llegan al estomago, se quedan en las glándulas salivares. Es la observación de un traumatologo y mal que me pese, tengo que admitir que tiene razón. Opiniones como estas pueden abrir una interesante línea de investigación en la ciencia médica.


Mañana domingo nos recomiendan que no nos perdamos la misa de la catedral católica. Según parece, es un espectáculo de canto coral que como la lonja de pescado uno no puede perder cuando pasa por Kribi.... pero, eso sera motivo de otra entrada en el blog.

domingo, 5 de febrero de 2017

La medicina de lo posible

El hospital d'Ebome es un centro atendido por tres médicos generales de plantilla fija mas algunas enfermeras y personal auxiliar y por turnos de voluntarios que de forma mas o menos regular intentamos echar una mano. Es el caso de este momento que, además de Idoya una joven tudelana que lleva aquí cinco meses "batiéndose el cobre", estamos mi compañero Iñaki Ngoñi (el hijo de la Primi de Villava-Atarrabia-) y yo. 

Para ilustrar a los seguidores del blog qué es esto y haceros una idea, hablaré de tres casos que ahora tenemos entre manos: 

  • Francois tiene 7 años, es un niño  de la etnia pigmea Bagyelli que presentaba varias "bocas" con abundante pus en la pierna a nivel tibial desde hacia varios meses. Con ayuda de una anestesia general de corta duración Iñaki hace una incisión dejando la tibia al aire y se hace una limpieza a conciencia de toda la cavidad que prácticamente ocupa toda la extensión de la tibia, yo de ayudante, ¡es lo que hay!, ¡vaya ayudante! se deja un buen drenaje y se cierra. Todos los días cura con lavados "salvajes" de suero con la esperanza que algún día pueda recuperarse. Han pasado 12 días sigue ingresado y su evolución nos tiene esperanzados, si logramos que salve la pierna habrá valido la pena nuestra estancia aquí.

El hermano de Francois, que tiene 4 años anda por todo el hospital con una camiseta roja de la talla XXL con un nudo en cada hombro para que no le arrastre, verle por las mañanas es una ráfaga de gracia que te anima a comenzar la tarea.

  • El siguiente caso es un niño de 16 meses con una fractura de fémur al que para hacerle el tratamiento correcto ha habido que prepararle un artilugio de tracción mecánica con la ayuda de Philipe, el mecánico-electricista-albañil-fontanero-carpintero y herrero del hospital, es decir, el compendio de lo que antes se llamaba una escuela de "artes y oficios" en un solo hombre. No me alargaré: un taladro sobre la base distal del fémur un clavo estéril atravesado unido a un estribo y la tracción que se muestra en la imagen, un artilugio de fabricación casera, unas maderas acolchadas y en la inclinación adecuada, la carcasa de un rollo de esparadrapo gastado y una polea que hemos encontrado por el taller, cuerda trenzada de plastico y una garrafa de cinco litros rellena hasta la mitad, todo aderezado con la gracia de un camerunés, un vasco y un maño entusiastas...ahí están las imágenes:




  • Sorell tiene 9 años, hace una semana cuando iba a la escuela metió el pie en la rueda trasera de la moto y se llevo el talón por delante dejando el hueso prácticamente al aire, una herida complicada con perdida de músculos y con una infección que no siempre es fácil de tratar en estas latitudes.



Incomprensiblemente algunos productos que en Europa son relativamente batatos aquí son carísimos, es el caso del "Augmentine" que aquí tiene un precio prohibitivo, teniendo en cuenta que un "obrero" gana unos 3€ al día. ¡Una vergüenza para farmaindustria! Tras la cura de hoy le entrego a la madre una receta para comprar 20 pastillas más y me comenta "serenamente" que ya no iba a seguir tomando porque no podía comprarlas... Al final cuando quede la última pastilla encontraremos una solución.

sábado, 28 de enero de 2017

Hay que comer para seguir trabajando…

Tras una semana en Kribi apenas le hemos tomado el pulso a la ciudad y al pequeño hospital d'Ebomé pero, tanto mi compañero Iñaki como yo, hemos terminado la semana "fatigués" observo como el montañero navarro sube la escalera de la casa a un "ritmo africano" y entiendo porqué Denís, el guarda, jardinero, cocinero etc. de la casa de voluntarios, observa tumbado desde un sillón la azada y el rastrillo que hay en la entrada del jardín sin una tentación de ponerlas en funcionamiento, siguen oxidadas por el tiempo y no se han movido en toda la semana, aquí el calor y la humedad son tan abundantes como los accidentes de moto. Ha llegado el día de ir al mercado de Kribi:



Ya en los setenta cuando viajaba por Centro Europa ganándome la vida con la farándula y el cante, tenía la costumbre de visitar el mercado del lugar donde estaba. Saber qué comen los locales y saber en qué condiciones lo comen da una idea mucho mas aproximada a la realidad que la que puede dar cualquier guía turística de la mejor editorial. Así pues, armado de mi escudero Denís que, como comentaba, hace las veces de guardés y cocinero de la casa, nos acercamos al mercado de Kribi. Un enjambre de personas y puestos pueblan la explanada ofreciendo los mas diversos productos. Un primer vistazo me hace intuir que la calidad de los productos es buena y en algún caso excepcional, otro tema es la presentación y la higiene, esta última, sencillamente, no existe. Tranquiliza saber que los productos serán cocinados y las frutas peladas. Las verduras y frutas se aprecian de muy buena calidad y éstas sí vienen directamente del productor, no han pasado por las cámaras, verduras como: tomates, patatas, pimientos, coliflor, repollo, y "ndolé", frutas recién recolectadas y de la máxima calidad como: plátanos, piña, naranjas, papaya o mango. La carne más consumida es el pollo por lo que la "pollería" merece mención especial:


Denís me invita a palpar la pechuga del pollo que vamos de condenar, aceptamos el precio y nos dirigimos a la "sala-matadero". Un muchacho preadolescente, junto a un caldero de agua hirviendo espera instrucciones y, de un certero corte de machete, hace rodar la cabeza del pollo y a continuación lo echa al caldero para facilitar la labor de desplume, en 10 minutos el ave ha quedado limpia de plumas y tripas, ¡lista para guisar!  




El pollo se entrega entero al cliente con patas y todo, visto lo cual, y conociendo el instrumental que puebla la cocina de la casa pido a mi acompañante comprar un buen cuchillo para poder cocinar y disfrutar de los productos de Camerún ya que durante mi estancia pienso poner mis conocimientos culinarios al servicio de los productos de Camerún. Me advierte que el presupuesto de compra de esta semana se esta acabando pero yo insisto: "yo lo pagaré y lo considero una donación a la casa".
Ya solo nos queda comprar las especias de la tierra que sin duda son abundantes, compramos pimientas de varios tipos. La compra de 500 francos CFA de unos pequeños pimientos picantes que aquí se conocen por "piman"  provoca la risas de las vendedoras y de Denís. Tras cocinar el primer plato con "piman"  puedo entender porque se reían. Con quinientos Francos de este pimiento/guindilla se pueden hacer todos los callos a la madrileña que se consumen en la Villa que les da nombre.
Mención a parte merece la Lonja del Embarcader de Kribi y eso será motivo de otra entrada... 

domingo, 22 de enero de 2017

La "batalla" ha comenzado…

Lunes 16 de Enero, tras pasar una noche algo molesta por el calor, la humedad y un ataque de asma motivado, sin duda, por la cantidad de pólenes que con seguridad flotan en este ambiente tropical, llegamos a la primera jornada de trabajo. 

Tras las primeras presentaciones de rigor asistimos a una sesión clínica bastante monótona en la que se hace un repaso cama por cama de la evolución de los enfermos en la última noche. Al terminar la sesión se cumplen los pronósticos de mi compañero Iñaki: "Solo veo tibias rotas", reclaman nuestra presencia en la zona de urgencias, atropello de una niña de 6 años con fractura de tibia y peroné, fractura de mandíbula y  hemorragia por los dos canales del los oídos que hacen sospechar un problema mayor. Con este caso empezamos a sentir que "aquí no es como ahí (España)", ante la gravedad del caso se habla con los padres de las limitaciones de nuestro pequeño hospital ya que son ellos los que deben tomar la decisión de tratar a su hija en un hospital mas grande, costeando un tratamiento que será caro. Es en ese momento, una vez expuesto el caso, te sientes como un gladiador caido en la arena que espera ser o no atravesado por el dedo ejecutor del Emperador. Afortunadamente el padre deja el pulgar hacia arriba, el alivio es inmenso pero, me imagino como podré sentirme tras la puñalada en mi conciencia el día que el dedo apunte hacia abajo... ¡prefiero no pensarlo!




Los accidentes de moto son frecuentísimos ya que todos los días un enjambre indescriptible de motos se lanzan a las calles de Kribi con dos, tres, cuatro o cinco pasajeros mas la carga que cada uno puede llevar y siempre sin casco, mas tarde cosemos una lengua casi totalmente partida también por accidente de moto. Nos llaman para atender a un "pigmeo badgeli" que viene con numerosas heridas y una muñeca rota tras una pelea. El hospital de Ebomé les atiende gratuitamente ya que es una población sin recursos que siguen viviendo como cazadores y recolectores, se le coloca una férula de escayola y mañana tomaremos la decisión de si se puede mejorar el tratamiento poniéndole algún sistema de fijación pero al día siguiente, como por arte de magia, el pigmeo ha desaparecido.




En la ronda de la mañana que el médico pasa por las habitaciones, presencio una discusión entre el padre de un niño y el médico, no me entero muy bien de que va el tema, Idoya, una medica joven que ya lleva aquí varios meses como voluntaria, me comenta que los padres se lo quieren llevar porque han hablado con el brujo de su poblado y que esta dispuesto a hacerle unos pequeños cortes en el abdomen para que se le cure "le palu" (el paludismo)... podéis imaginaros la reacción del medico... ¡desesperante!





En sesión clínica del día siguiente confirman el fallecimiento de la mujer joven de la cama "X", informan que no hay referencia de la familia ya que la paciente es de muy lejos y en el hospital solo la visitaban dos amigas que al parecer compartían piso. La familia no se hace cargo del cadáver y además viven a mas de dos días de viaje del hospital. Tras reunir 15.000 Francos CFA que pone el hospital de Ebomé, la trasladamos a la morgue del distrito en la parte trasera de una furgoneta. Las funerarias aquí solo son para los ricos, bueno, como en España. Por lo menos aquí la policia, en ese tipo de traslados con cualquier medio, hace la vista gorda.

La llegada a la casa de voluntarios te reconforta y con este calor no hay forma de resistirse a una buena cerveza con los vasos puestos en el congelador que hemos dejado esta mañana...

miércoles, 18 de enero de 2017

Médico voluntario en Camerún

Se han terminado las "fiestas" navideñas. "Cada mochuelo a su olivo" y yo a Camerún. Mi equipaje de mano se compone solamente de mi guitarra por lo que me las he ingeniado para que sirva de portadocumentos y al mismo tiempo llevar cuatro bocadillos en el espacio que queda entre el clavijero de la guitarra y la caja, es el ejemplo que cualquier gestor pondría a sus alumnos a la hora de explicar que es la "eficiencia":



Vuelo de Madrid a Bruselas donde me encuentro con Iñaki, un traumatologo Navarro que también le ha dado la vena tras su jubilación. y de allí a Duala. Nos quedan 160 Km. hasta llegar a Kribi pero ¡vaya 160 Km!, el conductor un "KamiKace camerunes" joven que te hace comprender enseguida porque la esperanza de vida es tan corta en este país, una buena acogida por parte de Tina que es la voluntaria que trabaja para la ONG AMBALA y que nos va instruyendo durante el viaje, ya cerrada la noche salimos de Duala, infinidad de personas andando por la carretera sin ningún distintivo que les haga mas visibles, enormes camiones cargados con gigantescos troncos, miles de motos en todas las direcciones y multitud de tenderetes con todo tipo de ofertas bordean las carreteras. transcurridos 20 minutos de camino mi amigo Iñaki por deformidad profesional comenta: "Solo veo tibias rotas"...
Por fin llegamos a la casa de voluntarios de Kribi donde Denís, el "mozo" de la casa, nos ha preparado un  plato de carne de pollo al estilo camerunes. ¡Está bueno!
Al día siguiente es domingo, decidimos ir  conocer el Hospital de Ebomé que es donde vamos a desarrollar la mayor parte de nuestra actividad.


                             Patio de la casa de voluntarios


La visita a las salas del hospital nos hacen prever una llegada movida al día siguiente por lo que, al mediodía y en previsión  de lo que pueda venir decidimos visitar la cercana "Playa Du President" para desplazarnos probamos el transporte mas popular del país, la moto, en la que es normal  montar dos o tres adultos y cuatro o cinco si hay niños. Sentados tranquilamente frente a la playa hemos comido carpa roja y  barbe a la brasa, dos pescados típicos de la zona y recién sacados del mar todo bien regado con cerveza me hace intuir que voy a disfrutar de la comida de esta zona...







jueves, 5 de enero de 2017

Viajar sin tiempo, sin espacio y con poco dinero


Miércoles 10 de febrero de 2016.
Queridos amigos, ha llegado el momento de aprovechar una situación tan envidiable como la que me proporciona mi jubilación y he decidido comenzar mis proyectos de viaje por IRLANDA. Siguiendo la filosofía que da titulo a esta entrada: 

"Comenzar y terminar el viaje en función del precio del transporte (vuelos), hacer un proyecto de viaje pero adaptarlo a las circunstancias diarias y gastar lo mínimo aprovechando las dotes artísticas y la astucia del viajero"

No hay mejor manera de comenzar un viaje por Irlanda que dar un paseo por "The Temple Bar" cuando comienza la noche y la cerveza fluye mezclada con la música irlandesa.

  
La primera noche duermo en el Generator, es un hostel moderno muy bien equipado y que no tiene nada que envidiar a un hotel. Tras dos días disfrutando de las calles de Dublin tomo el autobús hacia Galway. Es una pequeña y amable ciudad universitaria en la Costa Oeste de Irlanda, me quedo en el Kinlay Eyre Squar Hostel situado en el centro de la ciudad, barato y con una buena cocina. Comparto la habitación con un italiano y con Jasmin, una muchacha alemana que tras la cena no duda en apuntarse a la aventura de cantar un rato en la Shop St y gastarnos después la recaudación en unas cervezas en el Pub Taffes cercano al hostel.


                 


Siguiendo los consejos de Javier Reverte en su libro Canta Irlanda me levanto temprano para coger un ferry que me llevará a las Islas de Aran el ejemplo más genuino de la dureza de la vida en estas tierras y que unido al yugo ejercido históricamente por  Inglaterra explican la masiva emigración del pueblo irlandés buscando condiciones de libertad y unas tierras mas fértiles y de clima mas benigno (Ante de ir recomiendo ver la película Hombres de Aran de 1934).
En el comedor del Hostel hay varias personas desayunando que quieren hacer la misma excursión a las Islas. La visita no decepciona se trata de un paisaje inhóspito con un viento que corta la cara y unas tierras pedregosas en las que es imposible el cultivo de cualquier cosa algunas ovejas y algún caballo suelto campan por sus anchas y apenas algunas personas se ven pulular por los pequeños núcleos poblados que todavía existen y que viven exclusivamente del turismo. No hay que tener mucha imaginación para entender como sería la vida 100 años atrás.
Había hecho idea de quedarme una noche pero cuando el sol se pone el frío y el viento arrecian y al ver que el ferry está a punto de zarpar y que no aseguran que al día siguiente pueda volver la decisión es fácil... a la vuelta estoy contento porque a pesar de mi deficiente inglés me he comunicado bastante bien con mis compañeros de viaje. 

  

Al llegar al hostel me dispongo a preparar la cena, huevos revueltos con patatas y calabacín frito, Jazmín se está preparando una ensalada estilo alemán con muy buena pinta y viendo que mi cena es también abundante me pregunta si podemos invitar a un italiano que tiene "dificultades presupuestarias"... ¡Hay que ver como come el italiano! Es fundamental a la hora de viajar por el mundo con poco dinero hospedarse en lugares con derecho a cocina. Algún día dedicaré una entrada de este blog a las mejores alternativas culinarias para los viajes.

Al día siguiente mi primera idea era ir a Westport ciudad costera de infausto recuerdo para nuestra Armada Invencible, el único hostel que hay está en obras y el reto de alojamientos son bastante caros para mi proyecto. Cambio el plan y me dirijo a Sligo también una ciudad costera mas al norte. Encuentro un B & B barato, cómodo y muy bonito. 

Sligo es una ciudad pequeña junto al mar, atravesada por un río Garavogue encauzado por dos paseos laterales y famosa por los numerosos locales de música en directo que la animan cada noche. Pregunto a dos personas para visitar un Pub, con música irlandesa autentica en vivo y poco turístico, mas bien, que sea un Pub "vecinal", las dos personas me hacen la misma recomendación: puede tomar unas cervezas en el Foley's Bar. Al poco de estar en el local varios clientes "habituales" toman contacto conmigo al tiempo que otros acuden con sus instrumentos metidos en fundas que se adivinan bien usadas. Se adivina que se trata de un local donde todos se conocen y yo soy el único "forastero". Me hacen "la ficha" y al manifestar que soy español y que canto y toco la guitarra no tardan een incorporarme al grupo de artistas y llegado el momento paran la música y el portavoz del grupo pide silencio para que yo interprete algún tema, sin hacerme de rogar cojo la guitarra y comienzo a cantar la canción mejicana "Cucurrucucu Paloma" el bar hace un respetuoso silencio y al finalizar los aplausos son notables...


A la hora de pagar aprendo que en el lugar es costumbre cobrar  a los músicos la mitad del precio de la consumición y un poco mas tarde las cervezas caen una tras otra pagadas por algunos clientes. Al comentar que soy de Zaragoza se acerca un cliente de cara bien rosada posiblemente efecto de la dosis de cerveza, me pide si puedo cantar una jota y de forma muy emotiva me dice que su esposa, a la que el quería tanto, era de Pedrola pero que había fallecido. Creo que es la primera vez en toda mi vida que pongo escusas a la hora de cantar una jota, no me vi con fuerza para cantarla sin que saltar una lagrimilla, simplemente le dije que no cantaba jotas.




Tras un buen desayuno en el B&B  cojo un tren que, atravesando las húmedas y llanas tierras de centro de Irlanda, me lleva hasta Dublin donde termina mi aventura irlandesa.
Ha sido una semana intensa y muy interesante creo que el balance final es absolutamente positivo teniendo en cuenta los objetivos que me había marcado: el espacio y el tiempo lo he desarrollando en mi relato solo quedan comentar a los lectores que una vez vistos los gastos, desde la puerta de casa hasta la vuelta, la suma final ha sido  de 433€!!!!...ahora, unas semanas en casa y después a Londres.